Si estás con teletrabajo o clases virtuales, este post es para ti.


¡Hola a tod@s! Hoy te invito quiero invitar a que te detengas unos minutos para leer este post, pues si tu o alguien que conoces está trabajando o estudiando en casa, sin duda les vendrá genial!

Para todos ha sido (y sigue siendo) un gran desafío seguir las normas sanitarias para hacer frente al Covid-19 y en este sentido las modalidades de trabajo y de estudio a distancia han sido una importante medida para contribuir al aislamiento social y así evitar la expansión acelerada de este virus. Sin embargo, no podemos olvidar la importancia del autocuidado de nuestra salud mental y física en casa.

Te invito a seguir estos 4 consejos que harán del teletrabajo y del estudio a distancia una experiencia grata y provechosa. Si te encuentras en esta situación, tómalo como una oportunidad para darte cuenta que compatibilizar vida familiar, laboral o estudiantil es posible!

Consejo N°1: No te quedes en pijama!

Está bien que algunos días estés en pijama, pero no puede volverse una constante. El riesgo que corres es que tu subconsciente hará que te alejes poco a poco de tus responsabilidades. Por eso cada mañana levántate, dúchate, haz tu cama y cámbiate de ropa. No es necesario que vistas tu uniforme, lo importante es que no te quedes en pijama. Estas simples acciones marcarán el inicio de tu jornada y el haber cumplido con la primera tarea del día, que es hacer tu cama, te dará ánimo para llevar a cabo otras tareas.

Consejo N°2: Establece horarios y evita los ladrones de tiempo.

Planifica tu día, establece el inicio y fin de la jornada y organízate en lapsos de trabajo de 25 minutos, en los cuales deberás estar 100% concentrado:

-25 minutos es un tiempo adecuado para soportar la tentación de revisar el correo o ser abducido por las redes sociales.

-25 minutos es un tiempo suficientemente largo para avanzar sobre un tema si logramos estar 100% concentrados.

-y 25 minutos es tiempo suficiente para que los niños, tu familia, inclusive tus mascotas puedan sobrevivir sin ti...

Consejo N°3: Aprovecha el tiempo que has ganado.

Recuerda cuanto tiempo gastabas en movilizarte hasta tu trabajo o centro de estudios. Este es un tiempo maravilloso para hacer eso para lo que no tenías tiempo. Lee, capacítate, cocina, organiza cosas, haz deporte...puedes por fin hacer todas esas buenas prácticas que te habías propuesto alguna vez.

Consejo N°4: Gestiona tu propio nivel de estrés.

Si gestionas tu propio nivel de estrés podrás ayudar a los demás. Considera estas simples ideas:

-Habilita un espacio de trabajo en casa como si fuese tu oficina: creará una frontera entre el espacio familiar y el de trabajo (ocúpate de que éste sea ergonómico).

-Realiza pausas activas y haz ejercicios de respiración.

-Sé consciente de tu alimentación y de las horas que estás durmiendo. Juegan un rol fundamental!

Para finalizar, recuerda que con nuestras acciones podemos contribuir a una nueva energía colectiva. Es ahora el momento para expresar tus ganas de trabajar o estudiar, para demostrar el compromiso contigo mismo y no olvides aprender a manejar las herramientas de reunión remota como zoom o meet, para que no te ocurran chascarros que te puedan avergonzar!

Mírate, analízate y date cuenta de cómo estas enfrentando los cambio, pues estás a tiempo de ver el vaso medio lleno y sacar el máximo provecho de ti! Un fuerte abrazo!

Que tengas una excelente semana.